A la vanguardia de insuficiencia cardiaca en Castilla-La Mancha. 24 centros hospitalarios españoles han recibido esta acreditación de la SEC en Insuficiencia Cardiaca

La Sociedad Española de Cardiología ha reunido en Madrid a los responsables de este servicio en los 24 centros hospitalarios españoles a los que ese año ha concedido la acreditación SEC-EXCELENTE en Insuficiencia Cardiaca, entre los que se encuentra el hospital de Puertollano.

Unas certificaciones que se entregan anualmente a los hospitales por cumplir los estándares de calidad en la labor asistencial de esta enfermedad, que afecta al 2,7 por ciento de la población española mayor de 45 años y a la que se destina entre el 2 y el 3 por ciento del gasto sanitario total.

Estos 24 nuevos hospitales, de 11 comunidades autónomas, se suman a otros 14 que ya recibieron esta misma acreditación en junio del año pasado durante la primera fase del proyecto.

Programa SEC-Excelente

Manuel Anguita, presidente de la SEC, explica en el digital “redacción médica” que “se han establecido tres tipos de unidades de insuficiencia cardiaca, comunitaria, especializada y avanzada, en función de sus características y del tipo de hospital del que dependen”. Así, continúa, “según el tipo de unidad del que se trate, se requieren unos criterios específicos u otros para optar a la certificación”.

El proyecto de acreditación consta de tres fases: revisión de la documentación presentada por la unidad; auditoría, con visita a las instalaciones y entrevistas con los miembros de la unidad; y emisión de un informe final. En caso de que la valoración de ese informe sea favorable, se emite el certificado de acreditación, que reconoce a dicha unidad el cumplimiento de los estándares establecidos.

El programa SEC-Excelente se enmarca dentro del proyecto SEC-Calidad que Andrés Íñiguez, expresidente de la SEC puso en marcha durante su mandato al frente de la sociedad (2015-2017), y cuyo último objetivo es el de reducir la mortalidad y aumentar la calidad de vida de los pacientes con cardiopatía, siempre haciendo un uso eficiente de los recursos disponibles.

“El proyecto SEC-Calidad responde a la necesidad de desarrollar estándares y guías de actuación que garanticen la calidad de los procesos asistenciales, reduciendo la variabilidad en la práctica clínica y aumentando la seguridad de los procedimientos”, indica Íñiguez.